Nunca me cansaré de decir que detrás de un gran master, siempre hay una gran mezcla, ama tus mezclas y trabaja duro en ellas, el resultado final siempre será superior. Si ya tienes una buena o gran mezcla entre tus manos, aqui podrás encontrar algunos consejos básicos antes de enviar tus archivos al estudio.

FORMATOS DE AUDIO

Se aceptan muchos formatos de audio, pero son preferibles siempre archivos estéreo WAV o AIFF a la misma frecuencia de muestreo que fue grabada la canción (o la misma que hayas usado durante la mezcla). También recomiendo encarecidamente trabajar con resoluciones de 24 bit o superiores, se consiguen 6 dB de headroom por cada bit añadido, lo que resulta hasta en 48 dB más que cuando trabajas a 16 bit, no importa que el destino final sea un CD de Audio, te beneficiarás de ese rango dinámico extra durante las etapas de grabación, mezcla y masterización. 32 bit en coma flotante son más recomendables aun, pero si esto no fuera posible, bastará con 24 bit.



HEADROOM

Asegurate de dejar suficiente headroom para que el ingeniero pueda hacer su trabajo previniendo distorsión indeseada, intenta que los picos máximos en el canal master estén entre -6dbfs y -3dbfs, no pasa nada si ocasionalmente se superan los -3dbfs mientras no haya distorsión, pero si es algo constante, por favor, baja los faders de las pistas individuales en tu mezcla en lugar del fader master.



PROCESADORES EN EL CANAL MASTER

Intenta eliminar cualquier plugin finalizador de dinámica en el canal master (Limitadores, Compresores, Multibanda, Maximizadores...), a menos que los utilices por propósitos artísticos, por favor, retíralos, si necesitas volumen tengo herramientas especiales propias para hacer ese trabajo. Si sigues pensando que son buenos para tu canción, entonces enviame una versión procesada como referencia y otra versión sin procesar.



TAMBIÉN A TENER EN CUENTA

 Ten cuidado con el ruido en la mezcla, cosas como sibilancias vocales, clicks, pops o ruido de fondo se verán potenciados tras el mastering, el ingeniero puede eliminar parte del ruido, pero el resultado final es significativamente mejor si esos problemas son corregidos en la mezcla. Mucho cuidado también con los procesadores que ensanchan el campo estéreo, su uso y abuso pueden descompensar la mezcla original y a menudo dan lugar a importantes problemas de fase. Finalmente, no olvides dejar un pequeño espacio al principio y al final de la canción, con este simple gesto evitarás errores como cortar los primeros transitorios del tema o las posibles colas de reverb o efectos al final. 





PREPARACIÓN

  • Wix Facebook page
  • Wix Twitter page
  • YouTube Classic